Archivo de la categoría: Dibujos

Retrato del Niño.

Como siempre, poco que decir. Retrato realizado en base a una foto, íntegramente a lápiz de grafito, formato A3. ¡La madre del niño parecía contenta!

Anuncios

Sirena: boceto.

Nuevo boceto concluido. Materiales habituales. No me apetecía trabajar un fondo…


Otro bocetillo: Chicas.

Otro dibujito en fase de boceto que tiene bastantes papeletas para ser trabajado con calma luego a ordenador, ya se verá. Materiales: lápiz 2H, B, portaminas 0,7 con mina de color verde, tamaño A4 con el marco.


De vuelta al trabajo.

Después de meses sin hacer ningún trabajo relativamente serio de dibujo me he lanzado de vuelta. No hay mucho que escribir al respecto por otro lado aparte de datos técnicos meramente informativos: papel A4 aproximadamente, lápices 2H y B, fase de boceto.

A ver si saco tiempo para más.


Pruebas con la acuarela.

Entrada rápida sólo para colgar mi último dibujo a acuarela que ha servido, de paso, de regalo para mi madre, dado que le ha gustado particularmente.

No soy para nada un experto con esto pero me ha gustado, que es lo importante.


Volviendo al dibujo por una buena causa.

¿Qué mejor que un regalo hecho por uno mismo para quienes saben apreciarlo? En este caso para el día del padre toca caricatura llena de afecto y buenas intenciones.

Caricatura pero sin pasarse =p

Nada más que aportar al respecto de momento. Dibujo enmarcado y listo para regalar, veremos mañana qué tal.


Albert Einstein

Albert Einstein

Retrato de Einstein hecho con lápiz de grafito sobre papel de dibujo.

He ahí mi último trabajo dentro del mundo de los retratos realistas (hiperrealista sería exagerado, tanto por carencia de técnica como por limitaciones del formato). Creo que no es necesaria presentación alguna a estas alturas, sobre todo teniendo en cuenta que hay un precioso y explícito título más arriba que hace que cualquier aclaración sonara redundante al respecto de la identidad del retratado.

Aprovechando, pues, la presentación de mi obra más reciente, añadiré información muy elemental (lejos de mí la presunción de aportar nada que no se pueda saber “googleando” o entrando en la wikipedia, asumo que carezco de suficientes conocimientos sobre el tema) simplemente para adornar un poco el artículo y aportar un pequeño suplemento.

Así pues, Albert Einstein ( 14 de marzo de 1879 – 18 de abril de 1955 ) es sin lugar a dudas el físico (o uno de ellos, para no herir) más importante del siglo XX. Trabajando en la Oficina de Patentes de Berna (Suiza) el físico alemán -de origen- publicaría su teoría de la relatividad especial, una teoría tan “simple” (en cuanto a los postulados en los que se basa) como revolucionaria de la cual se extrae la relación masa-energía que da lugar a la una de las ecuaciones más “mediáticas” o famosas de la historia de la física, E=mc^2. Posteriormente llegaria la Teoría de la Relatividad General que asentaría las bases del estudio del Universo o cosmología como se la conoce hoy en día.

Paradójicamente fue galardonado con el premio Nobel de física, no por su teoría de la Relatividad -dado que el físico encargado de evaluarla no la comprendió- sino por sus aportaciones a la física teórica en general y su explicación del efecto fotoeléctrico. Menos glorioso es el hecho de que se le considere -pacifista como era- el padre de la bomba atómica, dado que el funcionamiento de ésta radica en que la desintegración de una ínfima cantidad de masa genera una extraordinaria cantidad de energía, es decir, E=mc^2.

Abandonaría Europa por el crecimiento del nazismo y pasaria a vivir y trabajar en Estados Unidos, donde finalmente moriría, en Princeton, New Jersey.

Muchísimos acontecimientos futuros -de nuestro pasado en realidad, y que conforman nuestro presente- no se habrían dado probablemente si este hombre no hubiese llegado a aparecer, desde el anonimato más absoluto, para revolucionar la Historia de la Humanidad. Posiblemente nunca sabremos hasta qué punto se extienden los lazos entre los acontecimientos, la evolución de nuestra sociedad, y el día en el que un empleado de la Oficina de Patentes de Berna presentara una teoría en apariencia simple y finalmente tan implicada en múltiples campos y tan perenne en su relevancia y significado.