Archivo de la categoría: Criminología

Jornadas SEIPC: breve resumen.

Hace un tiempo comentaba la organización de las I Jornadas sobre la Elaboración e Investigación de Perfiles Criminológicos y Asesinato en Serie, dirigidas por la Sociedad Española de Investigación sobre Perfiles Criminológicos con la colaboración de la Universidad de Alicante y el Club Información. Habiendo asistido a tanto como ha sido posible (concretamente a todas las ponencias menos una) compatibilizar con los exámenes pienso que es oportuno quizá hacer un resumen-valoración de las ponencias que quizás más me hayan gustado, así como del evento en general. Continuar leyendo

Anuncios

El efecto CSI

¡Nunca unas gafas de sol resolvieron tantos casos!

Volvemos a la criminología de manera distendida hoy para hablar de un fenómeno cuya existencia desconocía y que no ha podido sino provocarme divertida perplejidad. Un efecto que seguramente más de uno haya podido contemplar en su entorno más próximo o, incluso, en sus propias carnes y que es algo así como una fuerza pulsional que empuja a uno a comprarse unas gafas de sol, a aprenderse frases de aúpa que recitar al tiempo que se encaja las lentes sobre la nariz, y a comprarse un microscopio y una lámpara de luz ultravioleta. Incluso puede que haya notado el lector cómo términos extraños como rigor mortis, perimortem o modus operandi se hayan introducido subrepticiamente en su vocabulario. A estas alturas habrá entendido todo el mundo a qué me refiero: se trata del efecto CSI. Continuar leyendo


Jornadas de Elaboración y Estudio de Perfiles Criminológicos y Asesinato en Serie, del SEPIC

Mas allá de las múltiples vías y facetas que la Criminología presenta, he de decir que a priori siento especial curiosidad respecto de aquello que se conoce como Profiling, esto es, la disciplina encargada de guiar las investigaciones policiales aportando un “perfil” del posible delincuente y algunas de las características (de aspecto, de personalidad…) que pudieran resultar más representativas. Todo ello con el fin de una más pronta averiguación de la identidad del autor del hecho.

Continuar leyendo


Y vista tu cara yo te condeno.

Acostumbrados a los eslóganes moralistas repletos de de tanta ingenuidad como de buenas intenciones, nos puede producir cierto recelo o exaltación incluso cuando oímos a alguien ensalzar -quizá con demasiado empeño- las cualidades físicas de otros. “Otros” que en ocasiones sabemos a ciencia cierta, por así decir, que no valen lo que aparentan o que tienen el encefalograma tan plano que es de temer incluso que se quiebre… Así pues, los entusiastas del físico y las apariencias son frecuentemente tildados de superficiales y, en ocasiones, con mucha razón.

Sin ánimo de entrar en el debate de “¿qué es más importante, el interior o el exterior?” que, a mi juicio, no deja rayar lo absurdo la mayoría de las veces, he de subrayar la importancia fáctica que el atractivo físico tiene y que alcanza o ha alcanzado límites que  la mayoría de las personas ni sospecha. ¿Qué pensarían de un mundo donde uno tuviera más posibilidades que otro de ser ejecutado por su fealdad? Pues esto no parece tan alejado de la realidad aunque sea una realidad pasada. Continuar leyendo


Porque la Vida Vale 50 Dólares.

El que no valora la vida no se la merece. Leonardo Da Vinci

A lo largo de los siglos han ido cambiando las prioridades así como la escala de valores primordiales y de “bienes” que posee el ser humano y que merecen la mayor protección. La familia, la descendencia, las tierras, el honor, el dinero, el poder… son algunas de las prioridades que se han barajado durante la historia y algunas de ellas, junto con otras diferentes, aún se hallan sobre el tapete.

En nuestra cultura y las que nos son relativamente cercanas desde un punto de vista ideológico, hoy por hoy parece que no hay duda de la posición privilegiada y preponderante del valor “vida humana”, que goza de la mayor de las protecciones así como del mayor de los castigos para quien osa segar una o más vidas. No en vano decimos que la vida tiene un valor incalculable, no en vano el crimen primigenio es el homicidio, y no parece casualidad que todas las reglas de convivencia primarias y posteriores “Derechos” -el Derecho como institución- prácticamente empleen  el mismo (el homicidio) como vara de medida de las demás conductas y se ramifiquen entorno a él.

Pero, como suele ocurrir en ocasiones, los mundos del “deber ser” y del “ser” no parecen seguir caminos totalmente paralelos. Es decir, parece que, si observamos con atención, veremos que la vida, al fin y al cabo, está supeditada en ocasiones a la seguridad de otras prioridades, cuando estas se encuentran en peligro, entonces la vida se vuelve desechable, insignificante, cuantificable monetariamente incluso. Continuar leyendo


Crítica de la Situación de la Criminología en la Actualidad.

La criminología como ciencia empírica y pluridisciplinar ha tenido un recorrido tortuoso y titubeante a lo largo de los años desde su nacimiento hasta la actualidad pasando por su relativamente reciente reconocimiento como disciplina autónoma y su regulación universitaria.

Multitud de eruditos de múltiples ramas del saber, desde las ciencias diríamos naturales hasta incluso la filosofía han contribuido a aportar un nutrido campo doctrinal y científico sobre el que se han erigido los pilares de esta ciencia en pleno florecimiento, no cabe duda pues de que por los tiempos que corren su autonomía y fortaleza ya escasamente se cuestionan. No obstante, se produce una situación algo paradójica todavía, en relación con la (sub)explotación práctica, social y laboral entorno a la criminología.

Esto puede ser perfectamente explicable desde un enfoque sociocultural o histórico, y no cabe duda de que vaya a solventarse en un futuro más o menos próximo, pero en una sociedad con tendencias hipercriminalizadoras con una fuerte preocupación por el delito y la seguridad ciudadana no se entiende en cualquier caso tanta demora en la aportación de opciones para poner en práctica de una vez por todas un saber que no debería, bajo ningún concepto, quedar relegado al ámbito profesoral-teórico. En definitiva, es hora de que la criminología deje de ser una ciencia de investigadores y docentes para desarrollarse, también, en un terreno práctico y en contacto directo con la realidad social de la que es inseparable. Continuar leyendo


El Asesino de las Sombras, Parte III (y última): El Proceso contra “Le Tueur de L’Ombre”.

La investigación en el domicilio realizada el 14 de diciembre de 1976 no dio resultado alguno sin embargo, al pasar por el trastero, los policías encontraron, entre viejos muebles, una carabina calibre 22 marca Gekado, un cuchillo de tipo militar, una porra y un impermeable. Cuando Barbeault llegó a su casa el día de Navidad con los regalos para sus hijos se procedió a su arresto.

Cuando fue llevado ante el inspector Neveu, este último se sintió chocado por la similitud entre el hombre y el retrato robot realizado del asesino. Ello sumado al hallazgo de los objetos incriminatorios en el trastero formaban una carga importantísima en pro de la culpabilidad de Barbeault quien, no obstante, se mantendría imperturbable durante el interrogatorio y negaría, con calma y aplomo, todas las acusaciones dirigidas contra su persona o, simplemente, esquivaría las preguntas. La carabina, según él, al igual que todo lo demás lo había encontrado “en un cementerio”.

El 16 de diciembre fue oído por el Tribunal de Senlis, ante la Jueza de Instrucción encargada del caso, la cual se sintió impactada por las similitudes entre el sujeto real y el retrato robot realizado durante la larga búsqueda de la identidad del depredador de Nogent, tanto por la robustez como por el porte imponente. Antes de hacerlo comparecer en su despacho, se había encargado de estudiar las conclusiones del análisis balístico realizado sobre la carabina marca Gekado incautada en el trastero del imputado. Las conclusiones del director del laboratorio de la Policía Científica eran tajantes: sin lugar a dudas, dicho arma de calibre 22 con cañón recortado y culata serrada era la que había segado la vida de Françoise Jakubowski el 6 de enero del 76. Continuar leyendo