La policía no es esto (bis). O #18A, perfeccionando el abuso.

Ay pobres ilusos quienes nos escandalizamos antes de hora, pensando que lo hemos visto, oído y leído todo. En el artículo anterior denunciaba un vergonzante exceso en la actuación policial a la hora de disolver las manifestaciones de estos últimos tiempos y, más concretamente, la llamada “Marcha Laica”. Bien, pues como si no fuera suficiente lo visto el 17, el 18 ha sido aún más fructífero para el cuerpo de Macarras del Estado. En primer lugar recogemos un testimonio, el de Daniel Nuevo.

No entendía nada. Solo estaba haciendo fotos y más cuando previamente me había identificado como fotógrafo y me habían indicado el lugar en el que podía estar, que en ningún momento abandoné. Solo acertaba a preguntar “¿Por qué?” y proteger la cámara. En ese momento recibí varias patadas y puñetazos, culminados por otra ronda de porrazos. “La cámara, que me des la puta cámara te he dicho”.

Un porrazo en la nuca que me paralizó por completo durante unos segundos. De pronto dejé de sentir que tenía un cuerpo y me desplomé. Caí al suelo de una pieza. Ahí supe qué es el miedo. No sentía mi cuerpo, daba órdenes a mis brazos para sujetar la cámara pero eran inútiles. Desde el suelo seguía viendo como me miraba un policía. Se me nubló la vista y perdí la conciencia durante un par de segundos. Cuando la recobré, el jefe había ordenado retirada.

Y tenemos el vídeo que da apoyo al relato citado:

Vídeo: Youtube.

Como bien se comenta en Escolar.net, si esto hubiese ocurrido en otra parte del planeta (preferentemente aquellas que todo el mundo teme como los países de Oriente Medio o China) ya se estaría hablando largo y tendido y denunciando unánimemente. Como sin embargo ha ocurrido en nuestras tierras, y coincidiendo además con las JMJ, pues todos más callados que [insertar palabra]. Moral “flexible”.

Sabemos todos, o deberíamos saber, que la posición de antidisturbios es delicada para los nervios de esta gente. Pero ciertas conductas no son conductas de pánico, y decirse lo contrario es mentirse a sí mismo. Tal violencia gratuita y desmesurada, pienso, no puede nacer sino de un temperamento inestable y violento, en según qué casos, quizá hasta sádico. Así pues, no me trago la excusa del “estrés” para todo. Y si el propio adiestramiento y funcionamiento del cuerpo de antidisturbios supone fabricar matones violentos, entonces estaremos mejor sin, francamente. Estos últimos tiempos la policía que hemos visto no ha solucionado ningún problema, se ha dedicado a crearlos y punto.

Progresivamente iré editando esta entrada si encuentro material nuevo a lo largo del día. A estas alturas, decir más es innecesario.

Edit1: Stéphane M. Grueso nos relata su visión de la jornada del 18.

Edit2: Mas imágenes.

Edit3: En los medios: 20 minutos, Público, El País, (El Mundo de momento…en otro mundo), Libération [fr]


One response to “La policía no es esto (bis). O #18A, perfeccionando el abuso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: