Bayonetta: análisis de sus curvas.

 

Bayonetta - Platinum Games

Hoy toca tema distendido. Concretamente volvemos al mundo de los videojuegos para hablar en esta ocasión de Bayonetta. Un juego que ha despertado bastante interés entre el público (eminentemente masculino,*ehem*) tanto por su divertida propuesta como por su interesante “apartado visual”.

Este texto llega tarde, cierto, pero tampoco está destinado a otra cosa que dar una opinión que se añada al mar de opiniones existentes en la red. No hay aquí pretensiones de opinión de experto, pues otras páginas y blogs se ocupan de eso perfectamente y tratar de hacerles competencia sería una soberana tontería, así como una batalla perdida pues, como ya he señalado, para eso llego bastante tarde. Dicho esto, doy paso a lo que no trata de ser más que una opinión (lo menos arbitraria posible) de usuario para usuario.

Bayonetta, ¿de qué va?


Bien, pues una pregunta tan tonta como esa es la que el jugador corre el riesgo de estar haciéndose durante toda la historia hasta los últimos capítulos. Empezamos mal, sí, porque el argumento no está demasiado bien hilado. En realidad no hay mucho que hilar. Dos facciones enemistadas, un gran villano con ciertos toques de “Papa malvado”, un conflicto centenario y una protagonista carismática con cierta amnesia. Simple, pero francamente suficiente para adornar un juego cuyo interés está bastante lejos de los entresijos de guión. ¿Podría haberse hecho mejor? Sin duda, y habría sido de agradecer, pero bueno, no hay por qué sulfurarse, todo lo que necesita saberse para “darle caña” al mando es que Bayonetta es una bruja bastante alejada de las de Disney (y mucho más agradable a la vista) que se gana la vida destrozando “ángeles”, y con eso sobra.

Bayonetta, jugando.

¡Toma patada!

A estas alturas la mayoría sabrá qué tipo de juego es Bayonetta. Se trata efectivamente de un “machacabotones” de la escuela del God of War o -sobre todo- el Devil May Cry, y es con este último con el que las mejores comparaciones habrán de hacerse.

Respecto de la mecánica de juego hay que destacar lo excepcionalmente bien resuelto que está salvo ciertos aspectos puntuales. Nuestra Bruja en Cueros (que viste de cuero me refiero, por supuesto) reparte palos a diestra y siniestra sin despeinarse -o casi- y la cantidad ingente de combinaciones de botones así como la agilidad del control hace que nos llegue una sensación de inmediatez y de total control sobre el cuerpo de Bayonetta (el sueño de más de uno). Los habituados de este tipo de juegos sabrán apreciar la eficacia con la que se ha resuelto el sistema de combos.

Añadir a todo esto la enorme cantidad de armas -látigos, pistolas, garras, espadas…-, accesorios y demás extras que contribuyen a variar y personalizar la experiencia del juego a la medida de las preferencias de quien lleva los controles. Así, hay una sensación de libertad tremenda en cuanto a los movimientos, aunque puede resultar un pequeño shock inicialmente llegar a asimilar la importancia capital que en este juego tiene estar atento para esquivar los movimientos del enemigo en el momento justo.

Como aspecto negativo destacar una bastante mejorable implementación de la cámara, que se queda atrás ante los frenéticos movimientos del personaje y que en algunas fases puntuales se vuelve claramente desesperante por cambiar a ángulos totalmente impracticables que destrozan la visibilidad (totalmente necesaria en ciertos enfrentamientos). Perder de vista constantemente al enemigo es francamente un horror, sobre todo teniendo en cuenta que sólo hay uno en pantalla y que su capacidad de molerte a palos es mucho más alta si la cámara te obliga a jugar “de oído”. Asimismo, el excelente apartado visual, lleno de efectos, brillos, explosiones, magias… a veces nos la juega tapando las acciones de los enemigos, que suelen ser casualmente acometidas rabiosas con hachas, lanzas, espadas…problemático cuanto menos.

En cualquier caso, la sensación general es bastante buena si obviamos esos problemas, aunque el de la cámara puede ser especialmente grave cuando la dificultad va in crescendo.

Bayonetta, espectáculo.

Uno de los enemigos.

Claramente. El mimo dedicado al apartado visual y creativo es flagrante en este título, que difícilmente dejará insatisfechos. El diseño de los protagonistas (en particular el de la bruja que da nombre al juego) y sobre todo del elenco de enemigos es sencillamente genial. Seamos francos, ¿a quién no le gusta que los “jefes” tengan dimensiones titánicas? Y esto lo han entendido perfectamente los chicos de Platinum Games, que nos ponen delante colosos a cuál más grotesco para que les arreemos. Una delicia.

Adicionalmente, destacar lo impresionante de los hechizos y “torturas” que usa Bayonetta de manera totalmente natural. No sólo aportan variedad y originalidad, sino que también contribuyen a generar un espectáculo francamente interesante en la pantalla. Dejo al lector observar todo esto en primera persona, si es que es capaz de sustraer su atención de la no menos espectacular figura de la brujita de armas tomar.

Bayonetta, dura y dura.

¿Listos para otro asalto?

Pues sí, el tiempo también importa, y en esto Bayonetta también sale bien parada (como no podía ser de otra forma). El juego suele terminarse, en una primera partida, entre 8 y 15 horas dependiendo de la pericia del jugador -aunque se hace mucho más asequible posteriormente-. Ahora bien, echando un vistazo a todos los extras desbloqueables y las condiciones para ello, nos puede tener entretenidos un rato. Ello añadido a un sistema de juego generalmente satisfactorio hace que una vez hayamos terminado, tengamos ganas de volver a empezar, lo cual a buen seguro complacerá a los chicos que han desarrollado el juego.

Bayonetta versus Dante.

Ilustración - doubleleaf. Click para ir a su Deviantart.

Muchos han dicho que con la aparición de Bayonetta, el titán del género, el Devil May Cry, había sido destronado. Bien, pues habiendo jugado ambos (me ciño a los ejemplares de PS3 de los respectivos juegos) haré una breve comparativa entre ambos.

Decir que Bayonetta huele a macho sería a buen seguro un insulto totalmente injustificado, todos sabemos que si las televisiones transmitieran olores, los de este juego serían agradables, en todo caso para el público masculino (una vez superado el rechazo al olor de la sangre y las vísceras). Ahora bien, no podemos apartar facilmente la idea de que Bayonetta tiene un cierto aroma a Devil May Cry, argumental, jugable y artísticamente: es un poco su alter ego.

Hecha esta primera aclaración procede hablar de los puntos en los que se diferencian, y en favor de quién cae la balanza. Desde el punto de vista artístico hay mucha igualdad en cuanto al diseño de protagonistas y escenarios, y aunque yo me decantaría por Bayonetta, pues tengo la sensación de que se ha llevado el espíritu DMC4 al extremo, no dejaría de ser una sensación que pudiera ser totalmente injusta, pues en mi memoria está más lejano el título de Nero y Dante.

Argumentalmente, ahora sí, no hay color, y el título de Platinum Games empalidece claramente ante su contrincante. El argumento presentado en el DMC4 no es complejo en absoluto, pero se transmite al jugador con una claridad realmente satisfactoria, que facilita la inmersión y la identificación con el protagonista.

Desde la jugabilidad Bayonetta parece haber implementado un sistema de combate mucho más fluido y flexible, apto para ser jugado sin mucha experiencia, pero compatible con un tipo de manejo más hardcore o experto. Ello no es menos cierto con el DMC, no obstante el control de este último quizá sea más lento, menos directo. No obstante, tengo la sensación de que, para mí, Nero (y Dante, pero sobre todo Nero) era algo más intuitivo. Francamente aquí es cuestión de gustos y de habilidad y yo no me atrevería a designar a un claro ganador más allá de lo indicado en lo relativo a la velocidad de manejo de Bayonetta.

¿Ha podido Bayonetta con Devil May Cry? Pues no sabría decir, depende de qué es lo que prefiramos. A mí el DMC me parece una experiencia más redonda, una mezcla más armoniosa entre experiencia de juego, diversión, e inmersión argumental, quizá esto sea por la mayor madurez de la saga en cuanto a tiempo de vida. Bayonetta entra pisando fuerte y se sitúa a la altura de uno de los grandes de un plumazo, pero desde mi criterio es, en tanto que obra, más irregular, compensando serias flaquezas con grandes aportes, un poco en dientes de sierra.

En cualquier caso, no dejan de ser ambos juegos totalmente satisfactorios y recomendables, capaces de dar guerra para ratos a cualquier aficionado del género. Desde mi óptica, Bayoneta se merece un notable alto. Sin duda una de las sorpresas de la actual generación.

¡Hasta la vista!

 


5 responses to “Bayonetta: análisis de sus curvas.

  • Noemi

    Bonito artículo.
    Como destacas los encantos de Bayonetta, seguro que lo rejuegas para poder verlos bien. En fin, será un juego dedicado al público masculino, pero a mi me gustó bastante, mola eso de poder machacar a los enemigos.

    • Dyango

      Es cierto que aunque está muy pensado para público masculino, es suficientemente eficaz y divertido como para que se divierta cualquiera con él.

      Y sí, todavía me quedan unas cuantas horas para exprimirlo bien😛

      Gracias por pasarte🙂

  • arpiman

    Para comenzar tengo que decir que el articulo me parece muy bueno y no tiene nada que envidiar a publicaciones de otros blogs especializados (nosotros publicamos un analisis del juego hace tres dias, lo escribi yo y ahora me siento pequeñito al leer esta entrada xD).

    A mi Bayonetta me gusta bastante, me lo pase genial exprimiendolo al 100% (mas de cuarenta horas), y aunque el juego bebe mucho de Devil May Cry sabe distanciarse en algunos aspectos.

    Eso si, odio que me quieran vender este juego por su protagonista femenina, cuando no hace realmente falta recurrir a ello (a mi personalmente Bayonetta no me atrae nada xD). Muy buena entrada (pasaos por la nuestra :D), un saludo desde GungnirGames ^^

    • Dyango

      Muchas gracias por tu participación y halagos😀

      Y francamente, pienso que sin ser el juego perfecto, es suficientemente bueno como para que nos lo vendan por su calidad, y no solo por el diseño de su protagonista, así que totalmente de acuerdo contigo🙂 (o casi, a mí sí me gusta Bayonetta :P)

      Dejo aquí el enlace a vuestro artículo, por majetes🙂 http://gungnirgames.wordpress.com/2011/01/03/review-bayonetta/
      Visita recomendada!

      Un saludo!

  • Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

    […] Actualizados : Bayonetta: análisis de sus curvas. Los números de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: