Archivo mensual: octubre 2010

El Mito del Científico Loco

El doctor Doofenshmirtz con su archienemigo Perry el Ornitorrinco.

Es curioso sin duda pararse a pensar de vez en cuando en los mitos que recorren nuestro bagaje cultural. Mitos en los que raramente pensamos y que, por ello, no son puestos en cuestión demasiado a menudo. Desde luego hay mitos y supersticiones más relevantes o de consecuencias más interesantes vagando por el ancho mar que es la cultura (aunque no todos acceden a la misma cantidad de agua) pero hoy elijo uno que me interesa, no por su importancia, sino al contrario por su ligereza: el mito del Científico Loco. Continuar leyendo


Los efectos del Powerpoint.

Mi profesor de Sociología, A. BASTERRA, manifestaba hace unas semanas en una de sus clases su opinión respecto del papel de las nuevas tecnologías concretamente en ámbito de las exposiciones en público. De forma bastante curiosa nos comentaba a los alumnos cómo desde su experiencia las mejores exposiciones habían venido de manos de alumnos que, generalmente, prescindieron de los “artificios” de las presentaciones virtuales para centrarse en la charla, acompañada de un escueto esquema de tiza sobre pizarra. Dejaba claro en cualquier caso su posición en principio contraria a las presentaciones Powerpoint entendiéndolas en cierta manera como puro artificio audiovisual, un adorno innecesario y sobrevalorado. Continuar leyendo


La Agresividad (I)

Presento hoy la primera parte de lo que, si hay suerte, podrían ser dos textos seguidos y conectados, hacía tiempo que no escribía (casi no tengo tiempo) pero ya hacía falta. Sin más preámbulos lanzo el texto.

————————

Todos aquellos que frecuentamos Internet con cierta asiduidad sabemos perfectamente hasta qué punto aquel argumento de “es un utensilio cultural indispensable” es una verdad a medias, un eslogan de venta, la cara luminosa del todo, tontamente: una mentira a medias.

Desde luego que las posibilidades de aprender, instruirse o acceder a la información son extremadamente cómodas y mucho más accesibles que cualquier medio “material” (periódico, biblioteca…). Podemos estar al tanto de todo lo que ocurre en tiempo casi-real mediante Twitter, lectores RSS, o simplemente a golpe de buscador y un par de clicks. Podemos aprender sobre cualquier rama del conocimiento o las artes sin despeinarnos, mantenernos en contacto con amigos y profesores al momento… y mucho más –consultar este blog, por ejemplo-, no sirve de nada que haga una lista exhaustiva de algo que los lectores quizá conozcan mejor que yo.

Esto anterior es sólo una parcela de todo aquello que empleamos para vender las bondades de Internet a aquellos que no se encuentran realmente familiarizados con una de las herramientas más revolucionarias de la historia. Pero dicha herramienta tiene también un lado oculto que tratamos de olvidar, obviar o simplemente ignorar pero que, a su vez, conocemos tan bien como los aspectos positivos. Continuar leyendo


Mitología de la Hipnosis

Tres...dos...uno...

Muchas creencias, imágenes y mitos rodean en extraño fenómeno de la hipnosis. Esto se explica probablemente tanto por la antigüedad del método como por su crecimiento importante de mano del Psicoanálisis de Freud y, por último, gracias (o por culpa) a la proliferación de shows en los que se vende un espectáculo de hipnosis realizado por un cantamañanas hipnotizador que merecería en todo caso la consideración de ilusionista (profesión muy respetable de hecho) y no de gran manipulador de mentes.

En cualquier caso, en el ideario colectivo la figura del el hipnotizador representa a un hombre misterioso (barbudo y con turbante) capaz de transformar a un hombre hecho y derecho en un dócil animalito mediante un péndulo, con los ojos, o incluso con gestos o palmaditas. Que la ficción colectiva es generalmente infundada no es un secreto para nadie, por otro lado, quizá interese arrojar algo de luz sobre el fenómeno de la hipnosis. Continuar leyendo