¡Actimelízate!

Santo Pinocho

…o no. Y es que la marca francesa de lácteos podría verse algo en apuros después de aflorar una serie de estudios que demostrarían no sólo unas tácticas de publicidad engañosa bastante claras sino que, también, una potencial relación entre sus productos y la obesidad. Todo ello, lejos de hacer pensar en que sean productos sanos, hace más bien pensar en la peligrosidad de determinados productos lácteos, al menos si se consumieran como se pretende incentivar, es decir: demasiado.

Pero comencemos por el principio. ¿Quién no recuerda la aparición hace unos años de esos anuncios televisivos coloristas, algo infantiles, inspirados en “Érase una vez el cuerpo humano”, destinados a promocionar esos inmundos yogures líquidos? Con su Equipo Actimel, sus malvadas bacterias y sus naves espaciales a nivel celular. Todo súper riguroso e informativo vaya. También se podía oír hablar de un supuesto efecto sobre las defensas y el sistema inmunológico gracias a las magníficas bacterias L-Casei “Inmunitas” -o “Defensis” en otros países-. Bien, esencialmente aquí comienza la patraña aparentemente.

En primer lugar, de “Inmunitas” nada. Aparte de ser una denominación de marketing pura y simple, no hay evidencia alguna de que produzcan ningún efecto sustancial en el sistema inmunitario potenciando las defensas del organismo -ni con rayos láser ni nada-. Pero, entonces ¿qué son las L-Casei Inmunitas? Se trata de unas bacterias del grupo de los lactobacilos que se pueden encontrar en los productos de origen lácteo y que ha demostrado sus efectos en la prevención y el combate de los cuadros diarreicos y parecen mejorar levemente los parámetros del sistema defensivo del intestino, es decir, protege en su área de acción -el intestino- sin que exista prueba alguna, según parece, de que estos efectos se reproduzcan en el sistema inmunológico general.

En resumen: puede estabilizar las funciones intestinales pero nada hará contra un catarro o una gripe. ¡Curioso, es exactamente lo contrario de lo que se da a entender en los anuncios publicitarios! Así visto, no sería más que otro yogur con una campaña publicitaria colosal y vendido a precio de oro. ¡Tadá!

La pifia es tan monumental que no he podido resistirme

No obstante, la cosa va más allá de la pura y simple publicidad engañosa ampliamente reconocida y que cada uno puede observar a poco que use google para buscar al respecto. Ahora Danone podría verse obligada a retirar o corregir una buena parte del material de su campaña publicitaria tras el crecimiento de diversas investigaciones que relacionarían de forma suficientemente inquietante obesidad infantil -y no tan infantil- y consumo de lácteos supuestamente “activos” y maravillosos.

La opinión que se destila de ciertos laboratorios de virología es que estos yogures líquidos y otros productos similares que intentan hacernos tragar desde cerca de 20 años serían responsables en buena parte de la “epidemia de obesidad infantil”. Esto es así porque los componentes que Danone añade a algunos de sus yogures y que, se supone, habrían de influir en el sistema inmunológico -ver más arriba-, esos bichitos simpaticones con láseres, se emplean también en la ganadería industrial como agente de crecimiento para hacer engordar más rápidamente a los animales.

Los cerditos y los pollitos así (sobre)alimentados ganan un 10% de peso frente a sus compatriotas “normales”. ¿Qué ocurriría con un niño entonces? Hagan sus mates…tic-tac, tic-tac…¡exacto! Le saldría una bonita cola en tirabuzón. Pero el problema no se acaba en las adorables criaturitas: no son pocas las personas que emprenden dietas draconianas e ilógicas y que pretenden perder peso alimentándose a base de yogures y alguna otra cosa -como aire fresco, arcos iris, o hadas en conserva– y que constatan, para su frustración, que la grasa y el sobrepeso no sólo no se van sino que, en ocasiones, incluso se incrementan. Y todo ello pasando hambre y debilitándose día tras día por carencias de nutrientes varios, menudo planazo.

No obstante, y pese a todo ello, no es probable que esto suponga la quiebra de Danone, no obstante sí que es previsible que la marca luche con uñas y dientes para proteger su reputación pues el sector Activia/Actimel Europa representa un 10% de sus ingresos. En cualquier caso, si hay suerte, quizás sirva para que se nos libere de toda esa publicidad cargante destinada a crear, aparentemente, más mitos y esperanzas que otra cosa.

Aprendamos a comer de forma razonable y a cuidarnos un poquito para no tener que recurrir a la opción del druida y la <<potion magique>>.


2 responses to “¡Actimelízate!

  • TheBigFatWolf

    ¡Cojonudo, oiga! El mundo del marqueting es maravilloso, solo hace falta una multinacional millonaria y muchas ganas de tocar los ignominiosos para confundir a toda una generación (tal vez incluso a más) de felices consumistas. Todo genial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: