Crítica de la Situación de la Criminología en la Actualidad.

La criminología como ciencia empírica y pluridisciplinar ha tenido un recorrido tortuoso y titubeante a lo largo de los años desde su nacimiento hasta la actualidad pasando por su relativamente reciente reconocimiento como disciplina autónoma y su regulación universitaria.

Multitud de eruditos de múltiples ramas del saber, desde las ciencias diríamos naturales hasta incluso la filosofía han contribuido a aportar un nutrido campo doctrinal y científico sobre el que se han erigido los pilares de esta ciencia en pleno florecimiento, no cabe duda pues de que por los tiempos que corren su autonomía y fortaleza ya escasamente se cuestionan. No obstante, se produce una situación algo paradójica todavía, en relación con la (sub)explotación práctica, social y laboral entorno a la criminología.

Esto puede ser perfectamente explicable desde un enfoque sociocultural o histórico, y no cabe duda de que vaya a solventarse en un futuro más o menos próximo, pero en una sociedad con tendencias hipercriminalizadoras con una fuerte preocupación por el delito y la seguridad ciudadana no se entiende en cualquier caso tanta demora en la aportación de opciones para poner en práctica de una vez por todas un saber que no debería, bajo ningún concepto, quedar relegado al ámbito profesoral-teórico. En definitiva, es hora de que la criminología deje de ser una ciencia de investigadores y docentes para desarrollarse, también, en un terreno práctico y en contacto directo con la realidad social de la que es inseparable.

Ahora bien, antes de continuar hemos de hacer una pequeña observación respecto de las diferencias fundamentales entre el modelo estadounidense y el modelo europeo, lo que sin dudas resultará esclarecedor. Así, por un lado tenemos los EEUU, verdadero caldo de cultivo de la criminalidad que se observa como un problema social y se estudia desde dicha óptica fundamentalmente. Por otro lado tenemos el caso de Europa, donde la criminología se supedita excesiva y erróneamente al Derecho -del que por supuesto ha de conocer- y donde, a pesar de que no exista una carencia doctrinal, no ha llegado a cuajar del todo hasta muy recientemente.

De ello se extrae fundamentalmente lo siguiente: Así como el criminólogo tiene su posición y estatus reconocido y cómodamente asentado en el sistema estadounidense, donde recibe la valoración que merece sin complejos ni polémicas, en Europa los engranajes del progreso se mueven de forma lenta y rechinante y las ciencias jurídicas y políticas rehusan a soltar prenda y deshacerse de parte de su soberanía. Por tanto, aquí el criminólogo es un “policía con formación universitaria”, un profesor…pero no un criminólogo per se, y no será por falta de funciones a desempeñar, eso a buen seguro.

De ello nace el desesperanzador panorama -aplicable también a América Latina- de que si bien se ofertan titulaciones oficiales de criminología, la implantación real es prácticamente anecdótica véase incluso ridícula rayando en lo burlón. Se produce la paradoja de la “carrera sin empleo” pues tener un título universitario no refleja la posibilidad de ejercer dicho cargo o empleo de forma autónoma -hablo de posibilidad “legal”, no la posibilidad relativa a la superación de obstáculos prácticos como oposiciones-. Deriva todo esto de la tardía y lastimera oficialización de la criminología y la lenta ¿superación? de los prejuicios tendentes a destinar el saber criminológico a un puesto meramente auxiliar para licenciados en derecho, psicólogos, policías y, en resumidas cuentas, cualquier tipo de profesionales salvo los propios criminólogos.

Dicha situación, pienso, debería encontrar solución en los próximos años aquí en España, de forma similar esperemos a lo sucedido en Bélgica, donde el porcentaje de Graduados en Criminología que trabajan como criminólogos o en algo relacionado con ello es absolutamente alentador. No obstante, es escandaloso que deba ser el plan europeo de estudios universitarios el que traiga (hipotéticamente) a marchas forzadas la implantación de la figura del criminólogo, cuando hace años ya que se ofertan Licenciaturas en Criminología en universidades como las de Alicante, Barcelona o Murcia -si mi memoria no me falla-.

Espero personalmente pues que el Estado se ponga las pilas de aquí a dentro de cuatro años -fecha de salida de la primera hornada de Graduados en Criminología de la universidad a la que asisto y pienso asistir- pues no sólo sería muy considerado dar un verdadero reconocimiento -y no uno a regañadientes- a todos aquellos que hayan escogido estudiar una carrera -con el desembolso que ello representa- fundamentalmente enfocada a beneficiar al conjunto social en lugar de dedicar sus esfuerzos a enganchar un puesto en un ayuntamiento y llenarse los bolsillos con el dinero del contribuyente, sino que sería además una buena manera de evitar la ya tradicional escena que hace que los miembros del cuerpo estudiantil y docente vayan a desarrollar sus capacidades y buscar reconocimiento en el extranjero, donde realmente se les ofrece lo que merecen.

Enlaces de interes: SEIC, FACE


3 responses to “Crítica de la Situación de la Criminología en la Actualidad.

  • CRIMINÓLOGOS DE MADRID

    Comentarios muy acertados sobre la situación real actual, esto es lo que tenemos. Pero lo que hay que hacer a partir de aquí es empezar a asociarse a las diferentes asociaciones creadas al efecto (pertenecientes a la Federación de Asociaciones de Criminólogos de España) para contribuir a este cambio y la apertura del mundo profesional.
    Desde estas asociaciones se comienzan a tener en marcha los primeros proyectos y la FACE lleva ya unos cuantos años con reuniones en las más altas esferas de los diferentes Ministerios para pedir la creaciíon de la figura del criminólogo. Podéis informaros en la web: http://crimimadrid.webcindario.com

    • Dyango

      Aprecio mucho su participación en este modesto blog y le agradezco la aportación del enlace a la web que desconocía. Por mi parte espero que de aquí a la finalización -tan pronta como sea posible- de mis estudios la situación institucional esté solucionada al menos parcialmente y que se oiga la palabra de las diferentes asociaciones de criminólogos que aún tienen mucho que reivindicar.

      La figura del criminólogo necesita cuanto antes de una posición autónoma y una aplicación laboral a la altura del vastísimo campo de actuación y de conocimiento de la ciencia de la que hablamos.

      Un cordial saludo.

  • JOSÉ DURÁ VILELLA

    José Durá Vilella

    Soy Abogado y Licenciado en Criminología entre otros estudios.

    Desde el pasado año que finalicé los estudios en Criminología, he intentado dedicarme a dicha actividad, entre otras cosas tener acceso a los antecedentes penales, cosa que según he podido comprobar lo tenemos vetado por el Ministerio de Justicia, activé unas actuaciones ante el Excmo. Sr. Ministro de Justicia, entre otros, y recibí una total negativa a las posibles actuaciones, para poder ejercer la Profesión, y ello en base, a una posible violación de “Protección de Datos”, cosa que les pude aclarar que una Sentencia de la UE, viene a reconocer el incumplimiento por parte del Estado Español, en cuanto al exceso de la protección de datos, en el cumplimiento de la Directiva Europea.

    Una vez más, se nos limita nuestros ejercicio profesional.

    Entiendo que tenemos que unirnos y reivindicar nuestros derechos.

    Un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: