Pentax K-x. Opinión tras unos días de uso.

La K-x al desnudo.

La Pentax K-x al desnudo.

Sí señores, el día 17 llegó a mi casa una flamante Pentax K-x en un simpático paquete de SEUR. Como ya dediqué un artículo a repasar sus aspectos más relevantes -y conocidos- no considero necesario abundar en el asunto. Comentaré más bien todo aquello que ha llamado mi atención durante el tiempo de uso, es decir, aquello que se deduce de la experiencia directa o “de campo” del aparato.

1-Cuerpo y ergonomía.

Es cierto que este tipo de cosas son bastante subjetivas y dependen tanto de los gustos del usuario como de su propia morfología, por tanto el mejor consejo antes de adquirir una cámara será siempre ir a la tienda más cercana a “toquetearla” un poco para hacerse con sus formas y determinar si nos agrada o si, por contra, no está hecha para nosotros.

Mi experiencia personal es que es una cámara absolutamente cómoda de usar. Se agradece que la zona de agarre no sea de plástico barato pues proporciona un tacto muy agradable y la sensación de firmeza y de seguridad son impecables. En cuanto a la manipulación y el emplazamiento de los botones, nada que objetar, una vez que te has hecho a la forma de controlar la cámara todo va como la seda. Quizá habría apreciado, no obstante, más funcionalidades de personalización del botón verde, que no uso ni creo que vaya a usar a no ser que descubra una forma útil de hacerlo.

Cabe destacar que ésta cámara, como todas las de su gama, puede suponer un pequeño choque para usuarios que estén habituados a cámaras semiprofesionales, que suelen incluir una doble rueda de control que hace bastante práctico el uso del modo Manual, algo menos agradecido en este sector de mercado, aunque perfectamente suplido por los modos semimanuales o de Prioridad. Por otro lado, tiene una gran ventaja de cara a aquellos que no quisieran transportar un armatoste de 600-700 gramos y ésta es su modesto peso y volumen, que la hacen sumamente agradable de llevar al cuello lo cual no supone ninguna molestia o dificultad.

2-Diseño.

Puramente personal y subjetivo, y de hecho absolutamente irrelevante -o poco relevante- de cara a hacer fotos, no obstante hay que mencionar la estrecha relación que tiene el diseño con la comodidad y que, en este caso, es funcionalmente excelente. Estéticamente personalmente me gusta mucho el pequeño LED azul de encendido, aunque quizá prefiero los cuerpos que monta Canon -desde un punto de vista únicamente estético, recalco- por sus formas más redondeadas.

3-Objetivo de Kit.

Mencionar ante todo mi inexperiencia total en materia de ópticas y de fotografía en general, lo cual seguramente pueda originar inexactitudes o incluso errores. A pesar de ello intentaré ser lo más coherente posible.

Decir que en cuanto a calidad óptica es impecable teniendo en cuenta el tipo de objetivo del que estamos hablando, es decir, un 18-55mm comercializado junto con la cámara. Teniendo en cuenta eso el resultado de la imagen es de una calidad notoria, aunque no exento de alguna que otra distorsión o viñeteado hacia las esquinas de la imagen. Nada demasiado flagrante en todo caso y corregible directamente desde la cámara para archivos jpeg y bajo revelado con archivos RAW.

Por otra parte hay que mencionar que el sistema de auto enfoque es algo ruidoso y dicen que algo lento. Desde mi perspectiva nada preocupante o molesto en cualquier caso, aunque sí es cierto que la óptica que monta Nikon en 18-55 VR en sus cámaras D3000 o D5000 es asombrosamente más rápida y silenciosa, todo sea dicho. No obstante, recalco, para el usuario al que va dirigida este tipo de cámara no debería suponer mayor inconveniente.

4-Aspectos fotográficos en general.

He de decir que manejar archivos de 12,4 Mpíx de tal calidad y retocarlos en una pantalla de 32″ es un gustazo. El tamaño de la imagen no es, ciertamente, un criterio de elección importante para una cámara, pero ciertamente te permite jugar mucho más con el retoque y la corrección del encuadre un archivo de grandes dimensiones que uno más pequeño.

He leído aquí y allí que las cámaras Pentax tienden a subexponer. Yo por mi parte me he encontrado con que los ajustes de fábrica dan fotografías extremadamente luminosas y de colores vivos a poco que la luz sea suficiente para trabajar en buenas condiciones. Como resultado el retoque posterior ha sido muchas veces por puro capricho o para variar sutilmente ciertos parámetros a mi gusto, pero en absoluto un requisito indispensable. Ninguna crítica por mi parte en éste aspecto.

En cuanto a condiciones de poca luz, si bien no son las circunstancias preferibles -ni preferidas en general- la gestión del ruido a ISOs altas es sorprendentemente suave y agradable, si bien está claro que una foto a 12800 ISO pueda ser algo crispante vista de cerca, pero no veo muchas cámaras en este rango que puedan presumir siquiera de alcanzar dicho valor en la sensibilidad y, además, con tanta soltura.

Comentar que la ráfaga es sorprendentemente rápida, sin embargo conviene deseleccionar la corrección del objetivo, tanto para distorsiones como para aberraciones cromáticas, porque teniéndolas activadas la ráfaga se vuelve casi inexistente. Puntualizar también que en RAW serán 5 o 6 fotos seguidas mientras que en JPEG alrededor de 16-18 sin pérdida de cadencia. Debería ser suficiente en todo caso pero el usuario deberá saber en todo momento qué quiere conseguir. Mencionar de paso que, aparte de la cadencia máxima de casi 5 fotogramas por segundo podemos seleccionar una ráfaga lenta de 2 fotogramas por segundo, desconozco si existe limitación en el número de tomas en este último caso.

5-Otras funcionalidades.

La cámara incorpora grabación de vídeo a 720p y 24 frps y modo Live View. Decir que el primero no me he atrevido a probarlo hasta que no invierta en una tarjeta de memoria más grande y, sobre todo, más rápida, puesto que con mi tarjeta actual no sería probablemente capaz ni de explotar ni de apreciar siquiera el vídeo en todo su esplendor. En cuanto al modo Live View,cabe decir que no está mal en absoluto pero desde mi perspectiva no deja de ser un complemento para aquellos a quienes les cueste abandonar el mundo de las compactas o, quizá, para algunas situaciones peculiares. No obstante, por su incierto enfoque y su consumo de batería, no deja de ser un medio subsidiario.

Comentar de hecho que la cámara produce un cierto ruido -acústico, no visual- tanto en live view como en vídeo. Esto se debe al motor de estabilización incorporado en el cuerpo de la cámara. Con el Live View no importa, y aconsejaría tenerlo encendido. Con el vídeo sin embargo recomiendo apagarlo porque, no disponiendo este aparato de  una entrada exclusiva para micrófono, el “run-run” del estabilizador podría echar por tierra la calidad de la grabación.

6-Valoración.

Yo personalmente estoy la mar de contento con la cámara y espero hacerla mi fiel compañera de viajes y paseos. Es cierto que no todos los aspectos son tan excelentes y hay ciertos puntos flacos, pero desde mi perspectiva personal no dejan de ser minucias que afectan a aspectos que no me interesan. Recomiendo absolutamente la cámara a cualquier amateur que quiera iniciarse en el mundillo de la fotografía.

¡A disparar!

¡A disparar!

El dilema al que no daré respuesta es el de escoger Canon o Nikon por encima de otras marcas por la posible “durabilidad” y escalada progresiva dentro de la marca. Es decir, estas dos firmas ofrecen una mayor gama de objetivos y permiten al usuario conservar los mismos aun cuando cambiasen de cámara desde una réflex de iniciación a una profesional o semi profesional -el terreno por excelencia de ambas marcas-, lo cual resultaría en principio más económico que comenzar en otra marca y cambiarse posteriormente. Allí es elección de cada cual conforme a su presupuesto y sus intenciones de cara al futuro. Decir, eso sí, que para el común de los mortales sin altísimas aspiraciones, cualquier marca, o en todo caso Pentax por no salirme de un cierto ámbito, debería tener objetivos más que suficientes.

A partir de ahí, y en el terreno de la K-x únicamente, a día de hoy considero que no tiene rival dentro de la gama de las réflex de iniciación tanto por sus completas prestaciones como por su más que modesto precio, que la hacen, desde mi perspectiva y la de muchos, clara líder del sector.

———

Podéis ver algunas fotos hechas con dicha cámara en la galería flickr a partir del 17 de Marzo.


3 responses to “Pentax K-x. Opinión tras unos días de uso.

  • Los números de 2010 « Variaciones.

    […] Tu día más ocupado del año fue el 21 de agosto con 97 visitas. La entrada más popular de ese día fue Pentax K-x. Opinión tras unos días de uso.. […]

  • Kx | TagHall

    […] KX-TU321 y KXTU325 | iElectroBlog . KX-TES824 Primeros pasos . KX-TES824 Guía de funciones . Pentax K-x. Opinión tras unos días de uso. « Variaciones. var […]

  • mila

    tengo una duda
    me compre una camara pentax KS1… no sé nada de ella parece que toque donde no debia y se me ha desconficgurado toda… como puedo poner el ajuste q trae de fabrica? es nueva!!!! y estoy desesperada… mañana necesito usarla y ni siquiera se que fue lo que toque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: