Archivo mensual: febrero 2010

Pentax K-x, impresiones.

Continuando con mis múltiples aficiones, siempre he pensado en adquirir una cámara réflex pues me gusta la fotografía aun a un nivel amateur con un conocimiento muy básico del tema. Atendiendo a ello y a un presupuesto limitado, no sería coherente que buscara modelos semiprofesionales en los que centrar mi interés, sino más bien buscar dentro de los modelos de entrada de gama que presenten funcionalidades completas y atractivas en relación con su precio.

Teniendo en cuenta lo anterior mi investigación me ha llevado por diversos derroteros pasando por modelos más modestos como la D60 de Nikon hasta otros algo más ambiciosos como la D3000 o algún que otro modelo de Canon. No obstante, hasta nuevos cambios tecnológicos, he de decir que creo que el modelo más completo de réflex de gama baja y de mejor relación calidad-precio es la cámara K-x de Pentax.

Continuar leyendo

Anuncios

¡Consumismo del demonio!

Sí, habéis oído bien. Esa bestia que te atrapa cuando no tienes nada mejor en lo que ocupar tu cabeza, ese engranaje en el que cualquier amante de la informática, la tecnología y el entretenimiento audiovisual se ve rápidamente sumergido.

Y es que realmente es algo que, cogido sin la suficiente cautela o racionalidad se vuelve rápidamente obsesivo, porque en un mundo en constante avance técnico y creativo y con una sobrecarga de información tan importante, cualquiera con intereses particulares en ciertas actividades se ve, por el mero hecho de leer prensa especializada, atraído al consumo.

Bien sea por que los nuevos productos se nos venden como maravillas que incorporan componentes nunca vistos que hace dos días desconocíamos y que a partir de entonces consideramos como imprescindibles, bien porque la curiosidad perpetua nos empuje a necesitar probar todas esas cosas nuevas, o incluso -aunque en menor medida- se pudiera dar que un cierto gasto es condición indispensable para el desarrollo de determinadas actividades.

Ahora bien, ¿cómo frenar ese impulso irracional de comprar, comprar y seguir comprando? Bien, en realidad probablemente no sea tanto el hecho de comprar, que es una mera formalidad, un contrato necesario para obtener un fin, que es la adquisición y beneficio de un producto cualquiera, como la idea de necesidad mediante la cual justificamos dicha transacción, así como el temporal momento de euforia de la posesión de algo que no era nuestro momentos atrás. Decir que en apariencia parecería que el consumo como recurso para ampliar nuestras capacidades, ocupaciones o fuentes de interés surge, fundamentalmente, de una carencia de interés de cualquier otro tipo desconectado de la adquisición de bienes.

Simplificando, y sin tratar de darlo por auténtico, podríamos pensar que estar mentalmente ocupados y atraídos a diario por ocupaciones de cualquier tipo, ya sea social, intelectual, deportivo, artístico… nos mantiene alejados del consumo compulsivo e irrazonable, es decir, de los caprichos. Y digo los caprichos para desconectar el concepto de la actividad de consumo inherente al desarrollo de las tareas anteriormente mencionadas -pintar requerirá ciertos gastos cotidianos, al igual que estudiar requerirá por ejemplo la adquisición de libros o hacer deporte la suscripción a un gimnasio-. Ahora, no quiere esto decir que las personas ocupadas no son caprichosas, ni mucho menos, pero quizá podamos decir que, en líneas generales una persona de jornadas activas y múltiples intereses que la absorban y le sustraigan tiempo la mantendrán quizá más al margen de “todo lo que sale nuevo”, empujándola más bien a un ocasional consumo por necesidad y, de tanto en tanto, algún sano capricho por placer.

En cualquier caso es algo difícil de aproximar en toda su envergadura a ciertas horas así que no dilataré más el tema. Muchas más variables intervienen en el comportamiento más o menos consumista de una persona, y no menos importante es la capacidad de consumir, pero es posible que las personas con mayor tendencia a la instrucción, a la creación, al desarrollo de sí mismas, cuando encuentran el mismo lo suficientemente absorbente, puedan situarse un tanto más al margen de un consumo compulsivo aberrante que aquellas personas que necesitan compensar su aburrimiento mediante la emoción de la compra de un poco cualquier cosa.


Mackbook Pro Incoming?

Microartículo para comentar que las Apple Stores de la red están cerradas lo cual sólo puede ser síntoma de cambios en los productos. A estas horas conocemos ya el anuncio oficial de Aperture 3, se espera con impaciencia la llegada de los nuevos portátiles.

Estaremos pendientes…

EDIT: Parece que falsa alarma, próximo pronóstico: día 16. Esperemos que entonces sí.


Indicios de un nuevo Macbook Pro con Intel Core i7.

Pues sí señores, entrada flash para comentar que hay indicios en Geekbench de nuevos modelos de MBP, concretamente el modelo 6,1, sabiendo que los actuales son los modelos “5”. Dicho Macbook Pro llevaría un procesador i7 de doble núcleo y cuatro hilos a 2,66 GHz en 32 nanómetros (Intel Core i7-620M). Rápido y de consumo eficiente, muy Apple.

Comentando un poco por encima obtiene una puntuación general que se estima de más de un 20% mejor que el modelo tope de gama de la actual remesa de portátiles, es decir, el MBP 17″ a 3,06 GHz Core 2 Duo todo ello con una frecuencia de reloj inferior. Rápido el bicho.

Comentar como curiosidad que el ordenador llevaría instalada una versión de Snow Leopard que no ha sido revelada al público todavía.

Artículo completo en inglés.

A la par que todo esto parecen empezar a verse indicios de extinción de stock de los portátiles de apple, empezando por el modelo de 17″ precisamente, así como un crecimiento de ofertas ofreciendo rebajas sustanciales en toda la gama Pro. Sin ir más lejos recibía esta mañana un correo de K-tuin con una oferta regalando un Magic Mouse por la compra de un Mackbook, Macbook Pro 13″ o un Macbook Pro 17″. Puede ser resultado de otras cosas, pero no deja de ser interesante.


Sociología Volumen 2: Formación del Pensamiento Sociológico. (Parte A)

En esta segunda entrega hablaremos de la formación del pensamiento sociológico a partir del siglo XVIII con el Conde de Saint Simon hasta figuras del siglo XX como el recientemente desaparecido Claude Lévi-Strauss siguiendo, pues, una estructura cronológica. Promete ser un artículo bastante extenso, pero así lo requieren tanto mis necesidades como la voluntad pedagógica del mismo.

Sin más preámbulos, comencemos:

Continuar leyendo