Archivo mensual: enero 2010

Sobre el iPad y el exceso de hype.

Bien, lo prometido es deuda, hora de hablar del nuevo dispositivo de Apple: el iPad.

El iPad de Apple

Llevamos semanas expectantes ante la llegada del tablet de apple, era imposible que no llegara, y al fin tuvimos ayer ante nuestros ojos el tan largamente anunciado producto. Un objeto precioso, de una tecnología puntera, alarde del buen hacer de la empresa que lo presenta. Dicho aparatito nos debería permitir, entre otras cosas, acceder a nuestra música, nuestras fotos, nuestras películas, el correo, internet, leer libros electrónicos, jugar, usar aplicaciones de la app store… en definitiva una buena cantidad de cosas, todo ello con el aliciente de una tecnología multitáctil que puede reconocerse a la legua como una de las mejores del mercado. Ahora bien, tras pasear durante bastante tiempo por la red después de la Keynote y visionar esta mañana la versión en en vídeo streaming de la misma, pienso que la expectación ha sido excesiva y ha jugado una mala pasada a la presentación del iPad.

Continuar leyendo

Anuncios

La keynote, el Tablet de Apple y uno de los proyectos más perseguidos de Steve Jobs.

"Come see our latest creation."

A falta de unas horas para la keynote de Apple -recuerdo que diversos blogs harán un seguimiento en directo del evento- los rumores se disparan, y todos giran entorno a un elemento: el Tablet de Apple. Resulta ser uno de los proyectos más ambiciosos y laboriosos que se hayan podido perseguir en la empresa de la manzana y parece que Steve Jobs haya estado persiguiendo dicho concepto durante largos años, pasando por múltiples prototipos uno tras otro sin llegar a nada más alla. Hasta hoy si todo sale como se espera.

Numerosos son los rumores a escasas horas del evento, ciertas fuentes hablan de que el dispositivo sería una puerta abierta hacia el mundo de los videojuegos, la centralización de contenidos, un complemento de los demás gadgets de la casa, y no un sustituto. Recordemos que Apple y los videojuegos llevan reñidos muchísimo tiempo, es un poco como el punto que Apple jamás llegó a explotar satisfactoriamente. Pareciera que ello se ha disipado con el reciente mercado de la App Store, esperemos que el dichoso Tablet no se hunda en la miseria por culpa de una mala gestión o falta de saber hacer dentro del mundillo de los juegos.

Sino, se comentan ya diversas características como una pantalla OLED, un detector de huellas, iPhone OS multitarea adaptado al Tablet -es decir, una variación de IPhone OS-, Wi-Fi y 3G o incluso recarga solar en el reverso del dispositivo. De todos modos todo ello tiene limitada relevancia pues incluso aunque hablaran los betatesters, se trataría de un producto no definitivo, por tanto, seguro que tendremos sorpresas esta tarde.

Por otra parte yo espero novedades en el campo del software y hardware ya conocido de Apple. Es más, los Macbook Pro ya van oliendo a rancio, aunque no sé por qué razón me temo que éstos aparecerán en Febrero o, incluso, en Marzo junto a la previsible llegada de los Mac Pro de 6 y 12 núcleos con los Intel Gulftown. Espero aún así que se presenten en los próximos días si no es hoy.

En definitiva, y como siempre, el mundo estará expectante ante el los movimientos de la compañía de Cupertino. ¿Alguna apuesta sobre el One More Thing de este año?


PS3 Hackeada.

Sí, señoras y señores, al parecer uno de los sistemas operativos más seguros que se hayan visto ultimamente finalmente ha cedido. George Hotz, primero en hacer jailbreak del iPhone de Apple ha conseguido, tras mucho esfuerzo, tomar el control del sistema operativo de la consola de Sony según cuenta en su blog.

Es difícil de prever las consecuencias que ello pueda o vaya a tener, aunque es improbable que vaya a producir un mercado de piratería, puesto que los dos vehículos principales de ésta están poco desarrollados: ni hay un ancho de banda de internet suficiente como para descargar el contenido de un blu ray en un tiempo soportable, ni las grabadoras de dichos discos están lo suficientemente extendidas. Así que de momento PS3 sigue, en la práctica, protegida.

No obstante esto puede abrir la puerta a un sistema de aplicaciones para PS3 así como, si hubiera suerte, la tan ansiada retrocompatibilidad por software para todos los modelos -la inmensa mayoría- que carecen de ella.


Nintendo DS (Lite): Sobre el buen hacer de Nintendo.

Nintendo DS Lite Negra

Bien, decir que yo, en esta generación de consolas, he sido y soy más de Sony, empezando por PS3 y continuando por PSP, y estoy muy contento con ambas máquinas. Recientemente, además, decidí pagarme un caprichito y adquirir la Nintendo DS Lite, y en ese sentido irá mi comentario de hoy.

Continuar leyendo


Sociología Volumen 1: Introducción y Orígenes.

El concepto de Sociología lo acuñaría Auguste Comte en el siglo XIX, concretamente en 1893, a raíz de la creciente especialización, concreción y cientifización de los saberes y  sus distintas ramas, a la vez que las grandes turbulencias y problemas sociales de la época que requerían un tratamiento urgente. Pero de todo ello hablaremos en otro momento, ahora procede hacer un repaso histórico del pensamiento sobre la sociedad, comenzando por la Antigua Grecia:

Continuar leyendo


De la Verdad y la Mentira.

Como habitualmente, llega la hora a la que las personas responsables y disciplinadas se van a descansar para prepararse para el día que se avecina. Yo sin embargo tengo vocación de ave nocturna y en cuanto anochece mi cerebro se estimula y el cansancio mental se atenúa mientras que el físico más o menos sigue su curso normal. En estas circunstancias y haciendo un paseo por mis webs favoritas me digo: “¿Y si escribo algo aunque sea irrelevante?”

No veo porqué me privaría.

Pequeña reflexión sobre la mentira entonces. Mentira, qué mal suena. Adjudicamos a conceptos como hipocresía, mentira, insinceridad y similares una connotación ciertamente bastante negativa, independientemente del contexto. La situación opuesta ocurre, como es natural, con los conceptos de sinceridad, honestidad o verdad.

Lejos de entrar a delimitar los límites de la verdad o la mentira, o si tales cosas en realidad existen, tengo una crítica que hacer que siempre me ha parecido evidente pero que a todas luces pasa inadvertida para mucha gente -si bien hay que ver con qué baremo medimos a la gente y qué esperar de ello-. La cuestión es: ¿no nos estaremos sobrevalorando cuando tachamos a otro de mentiroso? ¿No sobrevalorando el valor mismo de la eternamente buscada verdad?

Lo cierto es que muy pocas personas, por no decir ninguna, están preparadas para la obtención y la aceptación de la verdad, la honestidad o la sinceridad sin restricciones. Vivimos en un mundo real, en exceso seguramente, y la realidad que frecuentamos es generalmente el extremo opuesto del idealismo que en mayor o menor medida todos tenemos en nosotros. Así, el mundo que nos rodea muchas veces -evidentemente no únicamente- se vuelve una fuente de decepciones, tristezas, insatisfacciones y constantes golpes y reveses. Nadie está exento. Nadie está protegido ni siquiera de uno mismo. En consecuencia, es frecuente, por no decir constante, la actitud que tiende a alejarse de lo real para protegerse en lo imaginario, lo equívoco o lo irreal.

Empezando por las drogas, pasando por los cultos varios y terminando en las mismas relaciones interpersonales -o en el propio individuo-. Fraguamos nuestras vidas entorno a dulces mentiras que nos hacen la vida más fácil, y si no mentiras, desde luego tampoco verdades. Lo que decimos a los demás, de la misma manera que lo que nos dicen o lo que queremos oír, se pondera mediante factores que muchas veces poco tienen que ver con la persecución de la sinceridad o la verdad en cuanto el tema discutido denota una relevancia o conflictualidad tan sólo mínima. Omitimos voluntariamente informaciones por conveniencia o con fines de todo tipo. Ello complica las relaciones interpresonales, complica el contacto social, complica el vínculo del pueblo con la política, neutraliza la identificación del hombre con sus congéneres: traidores y mentirosos todos.

Pero es que visiblemente no sabemos actuar de otra manera. No sabemos vivir con la verdad -en tanto que podemos conocerla-, la búsqueda de la verdad es inútil a partir del momento en el que el propio individuo es incapaz de interpretarla porque no desea conocerla ni es capaz de asimilarla sin que ello suponga un hecho traumático. Y es que la verdad, como elemento intrínsecamente ligado a la realidad, también es a menudo profundamente dolorosa y decepcionante. Así que ¿a qué viene toda esa palabrería sobre el hombre bueno, sincero, auténtico, honesto? ¿A qué viene la crucifixión de aquel que, para su desventura, ha sido descubierto mintiendo?

Yo confieso preferir siempre la persecución de la verdad por encima de cualquier ilusión, me pase o no factura -que pasar pasa-, pero he de suscribir el leitmotiv de cierto doctor “Casa” cuando afirma de forma tajante: “Todo el mundo miente“. Sin duda alguna así es el caso. Y es tan destructiva a veces la voluntad de ser presuntamente honesto -en realidad una forma de encubrir que se es un maleducado cuanto menos- como protectora una mentira en el lugar y momento adecuado.

Así es que no veo que, una vez más, la colectividad esté en lo cierto con respecto a sus a prioris e ideas preconcebidas binarias de bien y mal -tan cristiano todo ello- en las que mentir es malo y decir la verdad es bueno. No son propiedades intrínsecas de dichas acciones, los actos y las circunstancias las hacen benéficas o ruines.

Muchos debates podrían surgir de ello, como si la clase política debería decir siempre la verdad, lo cual es matizable, pero creo que deberían empezar por decirla de vez en cuando, nos sacaría de la rutina. En cualquier caso, para que no parezca que hago la apología del mentiroso mitómano tampoco, decir que yo para mí quiero la verdad, ¡o tanta como pueda permitirme abarcar sin sobrecarcarme!, y que el dia en que todos podamos asumir la sinceridad y la honestidad con entereza y estando, además, orgullosos de ello, ese dia que se largue el mentiroso, pues no es que sea más malo que el honesto, pero sí claramente inútil y obsoleto.

Sin más, hasta otro día.


Heavy Rain, impresiones y trailer.

La carátula que debería tener Heavy Rain: Preciosa.

Hace unos meses que se habla con bastante curiosidad e impaciencia de un título que, bien podría representar un paso revolucionario dentro de la industria del videojuego e inspirar un modo de hacer y de entender el mundo del videojuego, o bien acabar representando una de las mayores decepciones del sector en bastante tiempo dada la expectación que está levantando.

Hablo de Heavy Rain, un título que se plantea de una forma muy particular y promete desmarcarse de todo lo visto con anterioridad. Los propios desarrolladores y productores no se atreven a calificar como videojuego siquiera a su obra, situándose más próximos de calificativos como “película interactiva”. Y es que las bases sobre las que el juego se sustenta y crece son preceptos más bien raros o bastante infrecuentes. La finalidad, aquí más que en ningún otro título, es contar una historia, una historia que no tiene un desarrollo o un final determinados, siendo el jugador la pieza determinante de la forma que tome la línea argumental. Así la “acción” se nos presentará mediante la toma de decisiones en un momento determinado, pero vemos que todo girará entorno al argumento y lo que éste trate de transmitir, tanto ideas, como emociones y sentimientos.

¡Mírame a los ojos!

El juego se ha desarrollado para ser lo más inmersivo y peliculero posible. Nos encontraremos ante un argumento que se pretende especialmente cuidado y ante un nivel gráfico que posiblemente vaya a representar un puñetazo en la mesa por parte del equipo técnico que parece haber hecho una labor asombrosa en lo que quizás sea lo más importante: la expresividad y el realismo facial, y la naturalidad de gestos y actitudes, que resultan en que los distintos personajes y situaciones sean lo más “creíbles” posibles.

Ojito al detalle.

Personalmente tengo muchas fichas puestas en este título y espero de él tanto como se presume que tiene, pues no es frecuente que un juego invierta una gran parte de sus objetivos en hacer vivir una historia digna de ese nombre al jugador, que signifique para este último una verdadera experiencia inolvidable y mucho más profunda y satisfactoria que un simple -aunque divertido- “mata a todo Dios”.

Dejo un vídeo a continuación del último trailer -en japonés- y me despido con la esperanza de que, tal y como se dijo y se venía anunciando, podamos acceder a la experiencia Heavy Rain este mismo mes.

PS: Tengo que decir que por cosas como ésta siento amor profundo por mi PS3.

PS2: Fecha aparentemente confirmada: 24 de Febrero. El primer trimestre del año me va a costar bastante caro…