Internet o cómo el pueblo puso en jaque al Gobierno.

Prohibido Descargar

Supongo que a estas alturas todo el mundo habrá oído hablar del alboroto legislativo de los últimos meses con respecto a las descargas de contenidos protegidos por derechos de autor de los servidores P2P u otros. El caso es que, más o menos en todo el mundo, se acusa un recrudecimiento de la caza a servidores de descargas muy populares, a quienes se obliga a eliminar el contenido protegido.

El caso más reciente es el de Mininova, una de las páginas de descargas de torrents más relevantes de estos últimos años, que ha sido obligada a eliminar los enlaces de gran parte de su contenido por el Poder Judicial. Esto ha provocado un descenso importantísimo de las visitas, y todavía más de las descargas. Podría decirse que Mininova está virtualmente muerto.

Ahora bien, como ha ocurrido ya otras veces, las páginas de descargas son como muertos vivientes, gremlins u otros bichos similares, acabas con uno y te salen diez. No parece entonces que la salida sea el método represivo, como parece que casi nunca es. Si algo ha demostrado internet es que el gusto a la libertad, una vez probado, cuesta arrebatarlo y el internauta es un tipo astuto y perseverante. Así, lo que yo veo es que el Poder Judicial va a tener mucho trabajo porque por rápido que se eliminen los enlaces a contenido, más rápido se abren otros.

Ya sé que nuestros políticos y legisladores -a nivel mundial, por supuesto- son, como siempre han sido, más propensos a la represión que a la prevención. Pero digo yo que tanto ellos como nuestros artistas y creativos deberían imaginar una vía alternativa para que todo el mundo estuviera satisfecho y terminara la caza de brujas y la política de meter miedo con amenazas de restricción o supresión de internet.

Basta ya de CD’s demasiado caros con contenido demasiado pobre. Ya basta de este fenómeno de hipercriminalización. Busquemos métodos alternativos que permitan a los artistas autopromocionarse y cobrar por su trabajo y su nivel de aceptación. Basta ya de mantener a un organismo como la SGAE, que parece transmitir el siguiente mensaje: “usuario que comparte cultura es traficante y ladrón, organismo que cobra derechos hasta de la forma de toser de los ciudadanos es un legítimo defensor de los derechos y de la cultura”. Seamos coherentes.

Quien no tiene más interés por la música, el cine o la pintura se saciará con .jpgs, .mp3 de bitrate pobre o .avis pixelados. Ahora bien, la calidad, ayer, hoy y mañana, se obtiene pagando su precio. Blu-Rays a 1080p, música en calidad de vinilo, cuadros de pintores para colgar en las paredes… todo eso no esta, como nunca ha estado, en la red.

————–

PS: En cualquier caso, mientras las soluciones llegan -tengamos fe- yo veo el futuro en el Streaming y en servicios de descarga “legal” como iTunes.


One response to “Internet o cómo el pueblo puso en jaque al Gobierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: