Alboroto respecto al “caso Haidar”.

Ante la reciente decisión por parte de la activista saharaui de renunciar ante toda atención médica, cosa que se veía un poco venir, el Gobierno se enfrenta ahora a un problema que no  ha visto jamás. Y es que no existe precedente para este caso, siendo las únicas huelgas de hambre llevadas a cabo en este país aquellas que han emprendido presos y personas bajo la responsabilidad del Estado, que tarde o temprano tuvieron que ser alimentados en contra de su voluntad pues así lo marca la ley. Sin embargo Aminetou Haidar se encuentra fuera del amparo de esas circunstancias y es absolutamente libre de consumirse hasta morir por sus ideales.

Vimos cómo los pasados días el Ejecutivo trataba de recurrir a la vía diplomática. No surtiendo efecto ésta, y puesto que el estado de salud de la mujer se debilita rápidamente, la prioridad ha pasado a tratar de mantenerla con vida y que la fatalidad no llegue al aeropuerto de Lanzarote. La elección parece lógica, pero a no ser que la propia Aminetou cambiara de idea, no parece haber un auténtico amparo legal para alimentarla en contra de su voluntad. Si todo siguiera así, tal y como pareciera, o el Estado infringirá la ley -y habrá que ver lo que pasa- o la activista pasará a integrar las necrológicas.

Ahora bien, si ocurriera lo segundo no me imagino el alboroto de la prensa y la opinión pública. Parece que algo va a detonarse y decididamente el Gobierno de Zapatero no termina con su mala suerte. Veremos cómo se las arreglan.

Fuente: El País.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: