Assassin’s Creed II “hereda las deudas”

Assassin's Creed II

Tres dias han pasado ya desde la salida del Assassin’s Creed II. Pero comencemos hablando de su primera entrega -Assassin’s Creed-, uno de los juegos más impresionantes en su momento en cuanto a revuelo mediático. Ahora bien, es cierto que para muchos fue una enorme decepción dado que una gran cantidad de usuarios se encontró con que, pasado el efecto del preciosismo de los escenarios y los paseos de freerunning, el juego aportaba poco más que monotonía y repetitividad en cuanto a lo jugable: misiones secundarias que no aportaban nada, al igual que objetivos al margen de la historia cuya importancia permanecía anecdótica, batallas fáciles a rabiar, etc.

Bien, el resultado fue que Assassin’s Creed recolectó muy “buenas notas” por parte de la prensa especializada y decepcionó en cuanto hubo tiempo de jugarlo con calma. Ahora bien, ¿qué ocurre con la segunda entrega? Pues a falta de experimentarla durante más tiempo podemos decir que la evolución ha sido notable. El número de misiones y la variedad de las mismas se ha incrementado considerablemente, se ha introducido una mucho mayor variedad en cuanto a cosas que hacer, equipamiento o personalización de Ezio, nuestro nuevo protagonista, sin contar con todos los desbloqueables o el añadido del sistema Uplay de Ubisoft. En definitiva nos encontramos ante un juego que conserva las virtudes de su predecesor, incluso mejorándolas, y ha subsanado la mayoría de sus defectos.

¿Pegas? Pues alguna que otra, pues es un juego excelente pero no perfecto. El sistema de combate a mis ojos es simple pero no tan plenamente satisfactorio como el sistema de desplazamiento, que está maravillosamente conseguido. Combatiendo tienes un poco la sensación de estar aporreando botones hasta que tus enemigos te cedan un hueco donde hundir tu hoja. El motor gráfico se queda algo tieso en cuanto a  ciertos modelados de personajes poco convincentes o una cierta rigidez de expresión facial, donde más se luce es en los entornos y en el equipo del propio Ezio. Por último el fallo más gordo y también más divertido es la IA de los enemigos -o los amigos incluso- que visiblemente tienen una noción poco acertada de la altura y no dudan en saltar al vacío para seguirte, muriendo progresivamente uno tras otro. No obstante ante la excelente homogeneidad del conjunto estos fallos no dejan de ser anecdóticos o incluso graciosos.

Así pues, nos encontramos ante un juego plenamente satisfactorio para una gran mayoría de los jugones -entendiendo por jugón alguien de mentalidad algo mas abierta que un fanático de los FPS que no conoce más que eso- y que aporta una sensación inevitable de obra sobresaliente.

Lo curioso es ver cómo un juego muy superior a su predecesor, sin prácticamente otros ejemplos con quien compararlo, es calificado a la baja por la misma prensa especializada que se dejaba engatusar por el “hype” del primer volumen unos años atrás. ¿La nota del primer Assassin’s Creed fue exagerada? Quizá sí, pero no creo que la objetividad se pueda mantener cuando para evaluar un juego estamos pensando en su predecesor y recordando el mal sabor de boca que éste dejara y, en cierta manera, “sancionando” la segunda entrega.

En fin, de todos modos probablemente cualquier tipo de crítica peque de subjetiva, por definición, así que por mi parte me limitaré a recomendar un juego que, de momento, está superando ampliamente la muy agradable sensación que me dejó el primero.

Veredicto final: Sobresaliente, 9.25


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: