Visita a k-tuin y primer contacto con la nueva gama de macs.

Hace unos días pude apreciar en directo el alcance de las actualizaciones realizadas en la gama imac, macbook y mac mini, a la vez que ver de cerca modelos de macs que no había tenido la ocasión de palpar directamente antes. Así pues, breve repaso de mis impresiones con respecto a cada uno de los productos que pude observar y disfrutar de cerca y profundas disculpas por no haber recordado tomar fotos, pero la impresión me pudo.

Macbook

 

El rediseñado portátil de consumo por excelencia de apple, el macbook de toda la vida, blanquito, 13,3 pulgadas de elegancia y sencillez con un buen lavado de cara. La primera impresión fue que sólo iba a poder verlo de lejos pues estaba monopolizado por un grupo de niñas tras otro, y es que es una verdadera monada que hará las delicias de más de una mac’era y más de una novia traída al mundo de la manzanita por parte de los mac’eros veteranos. No obstante, lejos de mí la idea de decir que es un portátil femenino o nada, es un portátil estupendo y unisex, pero es posible que su aspecto menos rudo que los modelos de aluminio seduzca más a la esfera femenina frente a la masculina.

Finalmente, abandonado el “estado de sitio” en el rincón del macbook, mi excelente compañía y yo nos lanzamos como perros de presa a ocupar el lugar recientemente liberado antes de que alguien lo acaparara y poder, finalmente, mirarlo y toquetearlo a gusto. Lo primero que pude constatar es lo bien que le ha sentado perder peso y adquirir la arquitectura Unibody para su carcasa, realmente lo necesitaba. Ahora bien, un instante después se hacían evidentes los problemas. El primer inconveniente, meramente estético, es el policarbonato blanco brillante que es un perfecto medio para saber quién ha tocado tu ordenador a partir de sus huellas dactilares o las hebras de pelo que se adhieren insistentemente a dicho material y resaltan con violencia contra el blanco inmaculado de tu precioso ordenadorcito. Por otra parte un ordenador de preciosos acabados salvo por una cosa, la parte inferior no ha podido hacer otra cosa que decepcionarme, tanto por la ingente cantidad de tornillos vistos como por esa superficie inferior gris que ni siquiera tiene las juntas unidas con la superficie blanca Unibody. Por lo demás, bendita la llegada del trackpad multitouch y la retroiluminación LED en una pantalla de mucha calidad -sobretodo comparado con la pobre profundidad de color de mi pequeño MB Unibody, previa generación a la actual gama “Pro”-. Otro de los grandes puntos positivos de éste ordenador es el precio, situandose bajo la barra de los 900€ a cambio de una calidad que, a pesar de lo que digan los detractores sobre un hardware caro y demás, difícilmente se encuentra en PCs de la competencia y, en mi opinión, la poca diferencia que pudiera haber en cuanto al precio entre portátiles PC de hardware equivalente y este MB chiquitín yo recomendaría la experiencia Apple. Merece la pena dar el salto.

iMac

 

El líder indiscutible de la reciente actualización. He de decir que desde el principio no reconocí inmediatamente dicho modelo, pues el que tenía más cerca era un iMac de la gama anterior y ya me maravillé, sin preocuparte si era nuevo o antiguo. Posteriormente encontré los nuevos y me divertí en sobremanera. El modelo de 21,5 pulgadas es estupendo como ordenador de escritorio, y muchos encontrarían más que suficiente el primer modelo, que digamos que de lo único que peca es de una débil tarjeta gráfica. Tras éste vi, detrás de tres o cuatro cabezas alineadas, el modelo de 27 pulgadas y pensé: “la madre que me parió, es impresionante”, así que pronto fui a verlo con mis propios ojos. La verdad es que la impresión es de estar ante una máquina apabullante, parece que el escritorio te absorba y te da a pensar sobre si realmente podrías ocupar todo el escritorio en tu uso habitual -obviamente sí, pero en un primer momento no te lo imaginas-. Realmente estoy seguro de que Apple ha dado un gran golpe con esta gama, altamente competitiva en relación calidad-precio.

Mac mini.

 

Exteriormente nada ha cambiado, sigue siendo una cajita que oculta bastante bien su potencial bajo la apariencia de ser poquita cosa. No me entretuve mucho con él puesto que los cambios no son sustanciales en cuanto a los primeros modelos. Son cambios internos que influyen esencialmente al rendimiento y por ello poco más hay que aclarar. La versión de “miniservidor” amplía su almacenamiento  y suprime el SuperDrive (el lector-grabador interno de CD/DVD) pero dicha versión no era la que había en exposición.

Macbook Pro.

 

Con respecto al de 13″ nada que decir, idéntico en apariencia a mi pequeño Unibody, la pantalla, eso sí, de mucho mejor calidad y profundidad de color, y se agradece que incluyeran en su dia el puerto FireWire y el lector de tarjetas.

El modelo de 15″ lo vi poquito, pero me parece muy equilibrado en relación al tamaño con respecto al grosor y al peso, realmente una bonita máquina.

El modelo de 17″ fue el que más pude toquetear, realmente fascinante esa enorme pantalla con marcos finitos. Cómodo sin duda en cuanto al uso, si bien el Trackpad estaba, a mi gusto, mal configurado por un exceso de sensibilidad y velocidad del puntero. Algo que me pareció gracioso también en cuanto al sistema de control fue que, dado que se encuentra más alejado del extremo inferior del ordenador que en el modelo de 13″ al que estoy acostumbrado, me encontré  tratando de dirigir el cursor frotando el aluminio con el dedo en lugar de la superficie multitáctil de cristal. En fin, un “bicho” de portátil.

Macbook Air.

 

Gratamente impresionado por este último en el sentido de que la delgadez del mismo no daba en absoluto una sensación de fragilidad, aparte de ello poco que decir, un portátil divertido de levantar en volandas para sopesarlo, pero destinado a un público muy particular.

Mac Pro.

 

Mi amor platónico, y el de cualquier Mac’ero me temo. Tuve al fin el placer de verlo de cerca -y por dentro gracias a los chicos de k-tuin- y quedé francamente impresionado, aparte de por la belleza de la arquitectura interna de la máquina, por el nivel sonoro de ésta a bajo régimen. Un levísimo zumbidito que no se oye apenas a no ser que pegues el oído a los orificios de ventilación de la caja. A éste bonito cacharrito se conectaban un Led Cinema Display de 24″ y un Cinema Display de 30″ con un menos llamativo pero realmente útil acabado mate dentro de la hegemonía del acabado Glossy.

Magic Mouse.

 

El gran desaparecido de la sesión. Eché de menos poder probarlo, al contrario, solo pude probar el Apple mouse (antiguo Mighty) que me pareció un horror en cuanto a uso, la incomodidad en persona oye. No obstante se entiende que puedan preferir no poner en exposición los Magic Mouse por el hecho de ser inalámbricos, que puede suponer un problemita de seguridad.

Conclusión.

Dado que me parece que no tuve la ocasión de parpadear en toda la hora que estuve ahí, estoy segurísimo de que volveré, pero lo mejor es que no sea muy frecuentemente, porque si no podría tener un problema ocular serio, además de violentas pulsiones consumistas. No obstante, reitero: Volveré.


One response to “Visita a k-tuin y primer contacto con la nueva gama de macs.

  • Ktuin | TagHall

    […] de podcasting de K-Tuin « La Biblioteca de … . GuanMorZin | Un Podcast Diferente . Visita a k-tuin y primer contacto con la nueva gama de macs … . K-tuin y los dos años de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: