Del Fanatismo, Kurt Cobain y los Videojuegos.

Kurt Kobain hecho un píxel.

Kurt Cobain hecho un píxel.

Decididamente no termino de avergonzarme con algo para volver a avergonzarme de otra cosa distinta hoy por hoy.  Resulta que haciendo repaso matinal de los blogs y webs que me parecen interesantes caigo en la siguiente noticia en el blog de los chicos de Vidaextra -a quienes aprovecho para felicitar por su trabajo de hecho-. La leo un poco por encima, sin mucho interés tampoco dado que no me afecta particularmente y, una vez más, peco de interesarme por lo que piensa el público. Craso error, como siempre.

Siento ser tan parcial pero llega un momento en que los patrones se repiten tanto que es imposible no sacar conclusiones. Así pues, pongo en situación. Resulta que -si he comprendido bien- como resultado de que Kurt Cobain aparezca como personaje desbloqueable en el Guitar Hero 5 se ha desatado una polémica pseudo moral sobre si es correcto o no que el difunto vocalista de Nirvana aparezca interpretando títulos de otras bandas y músicos que no se corresponden con lo que él tocaría.

Primer punto, en cuanto a la polémica. ¿De verdad somos tan estúpidos para dar tanta importancia a un videojuego?¿De verdad necesitamos desatar un debate tan irrelevante como carente de sentido?Pues pienso que no y sí. No, no creo que en este caso sea un problema de estupidez, pienso que es un tema de armar jaleo, hacer hablar de uno -aun a costa de un muerto, por brusco que suene-, y sacar el provecho posible, ni más menos.

Es realmente impresionante cómo en nuestra sociedad lo que más escándalo y revuelo desata es posiblemente lo más irrelevante, mientras que asuntos graves, traumáticos para cualquiera con un ápice de empatía coherente, pasan casi inadvertidos -de hecho este país y su prensa del corazón son un ejemplo revelador de ésta situación en cierta manera, pero ese es otro tema-. Personalmente cuando se tiene cierta noción del valor de las cosas uno no acaba teniendo como prioridad cosas como ésta representación de Kobain transformado en un saco de pixels.

Pero lo que realmente es tan escandaloso como penoso en cierta manera es el 70-80% de los comentarios en noticias de ésta índole que responden a un mismo perfil de fanático semi analfabeto que escribe -y se expresa, que son nociones distintas- como si acabara de ser atropellado -imagino que tras un atropello uno no sabe muy bien por donde coger las cosas-. Así pues surge la respuesta típica -traducida a un castellano más reconocible- del tipo de “Es indignante ver a Kurt -sí, Kurt a secas, como si fuera el amigo de toda la vida oye- interpretar otras canciones”, “Kurt fue una revolución en su época y se merecía otra cosa”, “Escandaloso por parte de Activision, me indigna ya que Kurt para mí es el mejor -mi ídolo, Dios…y demás apelativos- y no se merece aparecer tocando canciones que no le corresponden”.

Bien, por una parte, ya hubiera querido Cobain poder tocar ciertas piezas que aparecen en el GH5 y que pertenecen a verdaderos virtuosos de la guitarra. No critico a Nirvana, pero reconozcamos que hay mejores representantes de la guitarra rock con los cuales no se arma tanto revuelo -Jimi Hendrix por ejemplo-. El Principal problema de Kurt Cobain y Nirvana es que se transformaron en un fenómeno, principalmente por el público eminentemente joven -en su mayoría adolescentes y jóvenes adultos- que es el sector de la población con más tendencia a embarcarse en tales fanatismos que pueden durar toda la vida. “Engánchalos antes de que sepan juzgarte, para que ya no puedan aprender a juzgarte”, se podría decir.

Así pues, nos encontramos con una situación alarmante de fanatismo creciente hacia todas las figuras con cierta fama. Una cantidad ingente de personas se abandonan a sí mismas para volcar sus vidas hacia un icono con quien tienen una relación totalmente virtual pero que han transformado automáticamente en la razón de sus propias vidas. Nos encontramos ante un fenómeno de deificación por idealización de personajes públicos. Aparte de la grave falta de madurez y autonomía moral que se evidencia de éstas situaciones, más grave es que éste tipo de sucesos en algunos casos extremos -que no son más frecuentes por algún azar del destino- nos conducen al momento en el que el fanático se pierde totalmente a sí mismo para convertirse en un acosador o en un mártir -en otros casos de fanatismo encontramos kamikazes, asesinos reivindicadores o defensores de unos ideales o simplemente la primera fila de niñitas lanza tangas en los conciertos-. Nos estamos volviendo cada vez más locos señores, lo cual me entristece profundamente.

En otro orden de cosas, y para que no parezca que saco mucho las cosas de sus casillas lo diré bien claro: estoy hasta las narices de los niñitos y niñitas fans de todo y que no tienen ni zorra idea de nada un ápice de dignidad.

Pienso que si analizamos el caso presente deberíamos entender la inclusión de Cobain como personaje jugable más bien como un homenaje o una manera de hacer un favor a quienes quisieran tener una imagen algo más presente de él a través del juego, que no una afrenta a un honor y unos ideales que nadie conoce mejor que él mismo, quien ya no está en posicion de defenderlos u expresarse sobre ellos.

Y por encima de todo, reitero que todo este asunto, para mí, ha sido crear polémica de algo que es TAN irrelevante para nuestro presente y futuro que ni la merece.

Kurt Cobain, líder de Nirvana.

Kurt Cobain, líder de Nirvana.


2 responses to “Del Fanatismo, Kurt Cobain y los Videojuegos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: