-A un Soñador de Pelo Largo-

Uno se halla por una de esas casualidades que no tienen importancia sentado en el salón de su casa y decide escribir. No sabe precisamente de qué, le cuesta extraer un hilo de pensamiento preciso, adecuado para la transmutación en lenguaje escrito de web-log, o “blog”, pero insiste con la cabezonería habitual. Súbitamente algo se introduce, se manifiesta, una melodia, unas palabras, unas imágenes…

Esta noche, tras pasar un tiempecito a solas completamente -relajante en cierta medida, aunque no tan ansiado como otras veces-, vuelvo a encontrarme en familia. Mi padre, amo y señor del audio-vídeo, ha decidido poner en el DVD su más reciente adquisición, un concierto colaboración entre los “dinosaurios” de la poesía hecha música, los que quizá sean los dos mayores exponentes aun vivitos y coleando -¡y tanto que colean!- de la llamada “canción de cantautor”. Hablo, por supuesto, de Serrat y Sabina.

No importa realmente que su estilo -algunos dirán “pasado de moda” o “de otros tiempos”- guste o no, no es esa la idea que me trota por la cabeza. Observando a estos dos artistas disfrutar como primerizos con la experiencia de veteranos, expuestos y entregados a esa cantidad ingente de personas que conforman su público, me pregunto si no estoy al mismo tiempo contemplando el ocaso de una generación, una especie, una particularidad dentro del devenir histórico de la música.

Es cierto que las modas -por emplear algun término- suelen ser cíclicas y que lo que una vez surgiera puede volver en cualquier momento. No obstante no puedo evitar cierto escepticismo al pensar en este caso en particular. Siempre hay creación nueva en el mundo de la música, ya sea más o menos original, pero ¿acaso alguien se atreverá a retomar la antorcha que estos dos hombres algún día cedan?

Por otra parte, tampoco importa demasiado el pronóstico, lo único que podemos esperar es que el mundo de la música conserve las propiedades que desde siempre tiene. Ser ese puente, esa ligadura más sensible que inteligible entre el artista, el creador, el mago, y su atemporal razón de ser y existir, el público.


One response to “-A un Soñador de Pelo Largo-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: